Principal | Buscar | Contacto | Mapa |  
Menú
 Principal
 
Agregar Favoritos
 Buscar en el Sitio
 Categorías
 Condiciones Uso
 Enlace Roto
 Estadísticas
 Google Groups
 Newsletter
 Noticias
 Novedades
 Página de Inicio
 Publicitar
 Recomiéndanos
 Software en tu Web
 Submit Software
 
Software Gratis
- Educativos
- Escritorio
- Gestores
- Internet
- Juegos                 - Móvil
- Multimedia            - Navegación           - Negocios
- Programación       - Personal
- Utilidades
 
Noticias
- Deportes
- Argentina
- Economía
- Mundo
- OMG                    - Tecnología
- Salud y Ciencia     - Insólitas
Navegación
- Afiliados               - Radios On-Line      - ZonaMujer            - Amigos y Pareja
- Biografías de Cine
- Bingo onLine
- Casino onLine
- Comprar y Vender
- Curiosidades
- Diccionarios Gratis
- Diseño y Gifs
- Drivers Gratuitos   - Enciclopedia
- Esoterismo           - Emoticones
- Fondos p/Móviles   - Fuentes
- Free Ringtones
- Ganar Dinero
- Google Maníacos
- Guía de Casinos
- Hoteles
- Índice Web
- Manuales Gratis
- Paypal España
- Poker onLine
- Recetas
- Salvapantallas
- Seguridad
- Servicios
- Templates Gratis
- Tienda online        - Trailers
- Universo Seti
- Venta de Dominios
- Venta de Libros
- Wallpapers Gratis
- Webmasters         - Mapa del Sitio       - ZonaTecnológica   - ZonaTV Online      - ZonaMujer            - ZonaVideos
 
Fondos Gratis

Fondos de Escritorio Animados Gratis!!

Wallpapers Animados Gratis !!
 

 

 

 El Cuerpo Humano ...
 
 

Hígado , Vesícula y Páncreas

Tanto las diferentes porciones del tubo digestivo, como las glándulas anexas que participan durante la digestión pueden verse afectadas por una serie de enfermedades, producidas por bacterias, virus, desequilibrios químicos y celulares.

Trastornos estomacales e intestinales

- Hernia: cuando un órgano sobresale de los límites normales de la cavidad que lo contiene, se denomina hernia.
Si bien existen hernias en diversas partes de nuestro cuerpo, es en la cavidad abdominal donde encontramos algunas de las más comunes. Por lo general, el nombre que reciben va de acuerdo con su lugar de aparición.
La hernia hiatal corresponde al desplazamiento de la parte superior del estómago hacia el tórax, a través de una debilidad de los músculos del diafragma. Usualmente, afecta a personas con problemas de sobrepeso. También destaca entre las más comunes la hernia umbilical, en la que parte del intestino sobresale por el ombligo.

- Cáncer de estómago: si algún tipo de células que componen las capas del estómago se multiplican de manera descontrolada, pueden llegar a provocar esta grave enfermedad. El cáncer gástrico afecta, en su mayoría, a personas mayores de 50 años, y
muchas veces no es detectado a tiempo porque sus síntomas (malestar estomacal, gases, trastornos del apetito) suelen ser confundidos con otras afecciones estomacales.

- Gastritis: corresponde a la inflamación del revestimiento del estómago, producida generalmente por el consumo de alimentos irritantes, alcohol, medicamentos o por una infección estomacal. Por lo general, la mucosa gástrica se ve enrojecida y alterada.
Se caracteriza por un persistente malestar estomacal, náuseas, vómitos, indigestión, pérdida del apetito y una continua sensación de ardor en el estómago. Es un término más bien general, ya que existen diversos tipos, como la aguda, crónica o erosiva.

- Úlceras pépticas: tanto el estómago como la primera porción del intestino delgado pueden ser afectados (en sus diversas capas) por un desgaste continuo, que genera verdaderas roturas en sus paredes. Estas son denominadas úlceras pépticas,
generadas por un desequilibrio entre el ácido estomacal y las paredes de revestimiento. Este trastorno causa dolor, pérdida del apetito y náuseas y en casos más complicados, pueden producirse hemorragias internas e incluso, la perforación total de las paredes de las porciones de tubo digestivo señaladas.
Entre sus causas destacan una mala alimentación, el abuso de sustancias tóxicas (como cigarrillo y alcohol) y, en el
último tiempo, se hace referencia a la acción de la bacteria Helicobacter pylori en la aparición de estas verdaderas heridas estomacales e intestinales. Dependiendo de su ubicación, es posible identificar úlceras gástricas (que afectan al estómago) y úlceras duodenales (situadas en el intestino delgado).
- Pólipos intestinales: corresponden a verdaderas "masas" de tejido (algunos con forma de hongo) que sobresalen de la pared interna del intestino, pero que también se pueden encontrar en el estómago.
Los pólipos intestinales se diferencian entre pediculados y sésiles, dependiendo de la forma en que están fijados a la pared intestinal. Los primeros, por medio de un tallo delgado y los segundos, con una base más amplia.

La mayoría de estas porciones de tejidos son benignas y no representan mayor problema para quien las padece. Sin embargo, es importante controlarlos, ya que pueden derivar en algún tipo de cáncer.

- Apendicitis: es la inflamación del apéndice, producida por la obstrucción con material fecal u otro elemento extraño. Por lo general, el material invasor se acumula, reúne miles de bacterias que infectan la porción intestinal, lo inflaman y pueden provocar su ulceración.
Por lo general, este trastorno se soluciona con la extirpación total del apéndice. Si esta no se realiza a tiempo, puede provocar una infección generalizada que afecte, incluso, el revestimiento abdominal, afección denominada peritonitis.

Afecciones hepáticas, pancreáticas y biliares

A continuación, nos referiremos a los trastornos y patologías más comunes que afectan a estas glándulas digestivas anexas:
- Hepatitis: es la inflamación del hígado, que puede ser provocada por reacciones adversas a algún medicamento, envenenamiento por sustancias tóxicas, infección bacteriana o, más comúnmente, por infección viral. En este último caso, pueden afectar al organismo diferentes variedades virales. Entre los virus más conocidos destacan el de la hepatitis A, B o C.
Esta enfermedad suele ser aguda y de corta duración. Pero si el virus causante es poderoso y si hay complicaciones, se puede incluso necesitar un trasplante hepático.

- Absceso hepático: corresponde a la acumulación de pus en el hígado, producto de una infección generada por bacterias o amebas, las que se difunden hacia otras zonas del organismo.
Entre sus síntomas destacan fiebre, náuseas, pérdida de peso, aumento del tamaño del hígado y dolor pectoral. El absceso hepático producido por amebas es común en los países tropicales y donde existe una escasa higiene. En estos casos, el síntoma más evidente es la diarrea.

- Cáncer de páncreas: entre sus síntomas destacan el dolor abdominal superior y continuo que irradia hasta la espalda, además de la pérdida del apetito, peso e ictericia (coloración amarilla de la piel y de la membrana ocular).
Las células anormales, por lo general, comienzan a proliferar desde la cabeza pancreática, alrededor de la ampolla de Vater. El tejido del páncreas pierde su organización normal y, visto al microscopio, presenta grupos de células malignas de forma irregular.

- Cálculos biliares o colelitiasis: son verdaderas piedras que se alojan tanto en la vesícula biliar como en los conductos biliares. La mayoría de estos cálculos, compuestos por pigmento biliar y colesterol, se producen por una alteración en la composición química de la bilis.
Una de las complicaciones más comunes ocurre cuando las piedras se alojan y obstruyen los conductos por donde fluye la bilis hacia el duodeno; esto irrita e inflama la vesícula.

Apendicitis

Ulcera Péptica

Fuente

Al Pasar >>

Hoteles

Casino online

Bingo onLine

Poker

Juegos Casino

 

LO ÚLTIMO en tu Correo. Suscríbete Gratis a NUESTRO BOLETÍN !!

Te Agradeceríamos nos informes si encuentras un ENLACE ROTO

                                                                                                                              
 

 

 

 

 | Home | Buscar | Mapa Sitio | Categorías | Contacto |
Copyright © 2002 - 20014 - Zona Gratuita .COM - Permitido el uso Parcial citando Fuentes y Autores
 | Anuncios Gratis en España |